Transformación

Luciérnagas en una noche de verano observando un cielo de estrellas, pensado si sus reflejos cruzan el cielo y se ven preciosas allí en lo alto, tras el camino.
Transformación interna de radares ocultos en las fibras del corazón que avisan de la crecida del torrente imparable, que nace de las profundidades.
Allí donde hay un diamante que brilla intenso en todas las cuevas, cubiertas por el lodazal paso del tiempo y que esperan ser descubiertas.
Brillo en tus ojos, pulso e impulso, crecidas del corazón, ambiguas fuerzas que se dejan remolcar y te dejan en equilibrio al filo de la navaja.

IMG_3476

Anuncios

Tu “son”

Llama encendida que creces día a día sufragando las bondades de la vida, renaciendo del volcán donde nacen los suspiros, elevándote por los más peligrosos riscos.
Eres la libélula que se hace una con la flor, que recorre el río observada por el agua, mecida por el viento, semilla de todos los días.
Extasis de la respiración que deshace intrinculosos nudos del pasado que en este ahora, ya no existen, ya no están, ya no son.
Cambios del tempo que te llevan al tesoro, todo el dibujado en tu espalda en tu primer” son “que crepita en el silencio ¿lo oyes?

musgo 24 de ABRIL DE 2016