VALIENTE

Caminas por un bosque denso de grandes árboles que apenas dejan penetrar la luz, pareces tan pequeño como las hojas caídas de estos árboles centenarios.

Ensimismado en el silencio, ves tu vida a trocitos siguiendo las agujas del reloj, todas las cosas que has hecho desde que naciste provocando en ti sentimientos y emociones de todo tipo, así como es todo lo que nos ocurre.

Caes en la cuenta de tu sueño, de esta ensoñación que parece ser quiere que te veas creciendo como estos árboles.

La naturaleza palpita, te escucha y en esta rueda de la vida te quiere mostrar la gran variedad de posibilidades y caminos que hay dentro de ti.

El viento te ensimisma y te susurra: Atrévete, sé valiente, crece a lo alto, sigue la estela de paz que te hace vibrar como solo tú sabes.

Año intrépido

Encantamientos, zozobras, cuentos del niño que llevas dentro que barajas todos los días en tus pensamientos.

Cantas al viento, quieres volar como los pájaros al cielo, ser el bucanero intrépido que cruza el mar sin miedo y llegar a la cumbre de la montaña donde anidan tus sueños.

Escucha a tu corazón, escucha esos latidos que hacen parpadear tus ojos porque de pronto ven haces de luces nuevos que interaccionan con otros y se cae el caparazón pesado y las argollas ancladas se abren y los clicks internos montan un maremagnum que te zarandea, sorprende, creando en ti fortalezas que taladran los abismos y vuelas por el cielo libre con el viento a tu favor.

Sueño, vida, infinitud de posibilidades ante ti y en el zarandear del columpio, eres lo que quieres, paz, amor e intentos.