Crecer en la lluvia

Gotas de lluvia que caen, refrescándolo todo, mojando la tierra más profunda, las raíces más hundidas, provocando un elixir de vida.
Crecen flores de multitud de colores, las amapolas protagonizan un esplendor intenso como diminutos corazones encendidos, alegrando esta increíble y apasionada primavera.
Despiertas entre ensoñaciones, sabiendo que hay un giro hacia infinitud de posibilidades que se orquestan entre el agua y el sol.
Un arcoiris de intensos colores se enarbola en el cielo, ante los ojos incrédulos, demostrando la existencia del amor más grande.
El agua lo intensifica y torna en un crisol de calor el instante del frío latente del invierno anterior y pasado convirtiendo la tierra en humus, en vida, en amor.

Arcoiris 15 de mayo de 2016

Anuncios

LUZ

Flotas en la totalidad de un todo, te dejas llevar, por un viento nuevo que se enreda en ti.
Pájaros cantando en los árboles, animándote a desnudarte y dejar atrás obsoletos cantos antiguos, cargados de piedras y alquitrán.
Muros de hormigón que se quiebran y estallan en mil pedazos, dejándote salir de la cueva.
Al ver la luz, infinitos haces te cruzan y miles de mariposas de colores salen por doquier, para ser y posarse en las notas musicales que cantan tus verdaderas canciones, tu esencia desnuda.
Alegre alegría, respírala es tan tuya.

image

Latente Primavera

En las altas montañas de tus animados ojos se refleja un amor tan llano e intenso, que da miedo y siempre salgo corriendo.
Para no espantar así el ánimo secreto de que sepas, que el viento escribe tu nombre, que suena y resuena siempre al despertar del sueño.
!Sí! como el águila quiere al cielo abierto y lo planea con júbilo y desconcierto, perdiéndose por las nubes, en esta noche ancestral de suspiros y anhelos.
Bello sentir, en este campo de amapolas con una primavera que abre las ventanas cerradas y canta la canción de amor, por si por una vez de tantas, nos descubrimos y bajamos los brazos.
¡Ay! Puede ser esto volar sin alas, escribir versos en tu espalda, dejar a la cabeza pesada y seguir al corazón que vuela ligero.
Primas en mí, en esta primavera soñada y cantada.

amapola---simplemente 14-05-16