CORAZÓN

Raíces milenarias recorren el bosque de tu corazón donde siempre regresas, donde enraízan vigorosas y sutiles formas.
Observas su profunda quietud y eres capaz de vislumbrar luces, aún entre las sombras.
Un ánimo nuevo y fuerte se eleva cuando despiertas y caminas hacia los más altos riscos poseído por una templanza que deshace los miedos, disipándose la niebla, la tiniebla, la oscuridad.
Caen semillas de tus bolsillos de variadas clases, según caminas, de todo lo verdadero y cierto que hay en ti, que se expande por el universo.
Y sonríes y creces infinitamente en el bosque milenario de tu corazón.

raices 30 de abril 2016

Anuncios

Despertando

Pintadas de nubes en el cielo que zigzaguean para ser descubiertas.
Los pies también haciendo sus rubricas en la tierra cada día, sintiendo la planta, notando los granos de arena, como en la playa.
Los ojos que ven las nubes despiertan a los sueños dormidos, que se cuelan imparables por todo tu ser.
Eres el bailarín del universo, el onix del planeta aún no descubierto, en tus pliegues y recovecos notas ese empeño de mirar hacía arriba, de andar despierto.
Empieza el día, cantan los pájaros y tu paz y calma presagian algo bueno.

6ff87008-1215-49b7-827a-12da8eb0bbca

BAILAS

Suena una preciosa música, los pies ligeros andan tras ella, no sabes si está dentro de ti o fuera.
Y de pronto el corazón late a su compás poseído de alegría y ambición por encontrarla.
Te paras y bailas unos pasos ancestrales que no sabes de dónde salen, emitiendo nuevos sonidos por tu garganta.
Ves tanta vida, que tu cuerpo quiere abrazar a todos los seres, para multiplicarla y así llegar a los lugares recónditos que vibran tanto en ti.
Sonríes tan enamorado, por saberte despierto.
La música sonaba dentro de ti y ahora te envuelve y te dejas llevar.

AMOR 30-05-16 FOTO

 

Bosque encendido

Bosque encendido de luces intermitentes que refulgen en la noche de todas las noches.
Cuando entre ellas se vislumbra un camino dorado y entrecortado con todos los vericuetos que tiene tu preciada vida.
Creces infinitamente al respirar, el olor a pino y el frescor en tu cara te envuelve en un idílico bienestar.
Tus pisadas suenan fuertes en este otoño que se transforma en invierno y como el gusano vislumbras una preciosa mariposa entre la escarcha de las hojas, de este bosque tan tuyo, lleno de señales para caminar.

tu---musgo 10-05-16