SOÑANDO

Sueñas que rompes fronteras, una fuerza inusitada te alcanza, abriendo tu mente a espacios que creías inalcanzables y hay estás…

De pronto, se levanta un viento violento de tormenta y fuego que grita tan fuerte tu nombre y no te deja ver que no sabes que hacer, al cabo de un instante desaparece y algo ha quedado tatuado en ti y en los árboles de tú profundo bosque.

Tus ojos se abren y ves todo tu mundo, tus creencias recolocadas en orden distinto que marca en ti un nuevo rumbo hacia el verdadero misterio de la vida. Entre los huecos del nuevo paisaje nuevas señales, nuevos retos y un amor verdadero.

LEÓN

Corres entre la maleza siguiendo los puntos de luz, a veces atolondradamente pero otras veces con una vertiginosa frecuencia de conexión con la vida. Respiras y late tu corazón de león, fuerte e intenso y sigues entre arbustos, pasando por zarzas que te pinchan algunos días, otros el camino está más despejado. Descubres algo nuevo cada día que da un nuevo color, un nuevo haz de luz, un olor, un beso de amor, de mucho amor que puede con todo. De los arañazos de las zarzas salen margaritas de colores, un prado inmenso con un millar de flores te espera.

Te oigo rugir despierto y sin miedo, la canción que cantas estaba tan dentro de ti y al fin eres capaz de entonarla. Muy bien leon te aplaudo, yo también corro entre la maleza, busco dientes de león que parecen frágiles y no lo son.

ESCUCHA

Te repliegas en el silencio inusitado, para poder ver y escuchar el tamborileo de la naturaleza, sus sonidos despiertan ecos en ti que te hacen conectar con la importante causa de tu vida, de la tuya y la de todos.

El águila ante ti se despliega y recorre el cielo, libre y en paz, sus sonidos guturales arrancan en tus poros una fuerza que te despierta y allí en medio, una brecha, un camino se abre ante tus ojos. Sí, el viento te cuenta un secreto que entre las copas de los árboles te lleva a la raíz.

Silba tu nombre, al verte escuchar con esa atención que antes no tenías, ni de ti, ni de otros. Eres una semilla única en este universo.

Silencio, cielo, alas, ahora es el momento.

LUNA

Hay una luna standar en el cielo, dijo una mosca (será cojonera), imposible dijo el ciervo solo hay una, luego es única.

Y tan alta que es difícil llegar dijo la lechuza, aunque el cuervo el otro día la tenía en su pico,

pero alma De Dios si era un queso de bola gallego, dijo la ardilla partiéndose de risa.

Luna blanca, alumbra el camino y en la noche oscura, evita pesadillas, solo luz y luz, aunque no tanta para ver también a las deslumbrantes estrellas que nos traen buenos augurios si la contaminación las deja.

Luna, lunera, aquí estás bañándonos, que tu belleza nos arrope, absorbe la tiniebla y así al cerrar nuestros ojos, soñemos lo que necesita nuestro corazón… seguro que AMOR, si tiznado de blanco y negro, balanza del equilibrio en el universo.

Luna, lunera, si cascabel no tienes, pero nos llamas, en la noche oscura, nos embelesas.

FUERZA

Maravilla de existencia, arrolladora fuerza, cielo despejado en el corazón y encuentras el zenit, lo ves, ya no es un iceberg escondido en el océano ártico apuntando al revés, no, es la montaña escarpada que te lleva a la cima.

Revelación …y tu pulso se calma, la mochila se aligera, crecen preciosas flores por el sendero que te son regaladas y al tocarlas la montaña se reduce, se amilana el viento y hay preciosos cedros que te regalan su sombra y aroma.

Muchas palmas de manos cercanas, de personas increíbles que te ayudan, todo es fácil, hay agua y manantiales, hay riqueza, hay paz.

De los árboles cuelgan frutos que nunca habías visto para compartir y él hambre desaparece.

Sí, sí, sí,un mundo mejor, es posible.

AMOR

Creces luna blanca, cada día un poco como el amor lo hace amasado en los campos del corazón. Amor que rebosa la vida y cae por todos tus canales sacando lo mejor de ti.

Amor sentido y hecho realidad voluntariosamente elegido, transformando todo lo que toca en alegría, hundiendo a la desazón en un pozo. Verdes campos de esperanza haya donde mires inundan la vida, cuando por fin despiertas y ves.

En un instante el amor te ha recuperado, del mal sueño, de las prisas y náuseas mentales.

El es en sí mismo la belleza del amanecer que nos impulsa a ser mejores.

Amor amado, amor, amor, amor… no desvaneces nunca, estás, siempre estás, estás, estás…

VIRGENCITA

Virgen de mi corazón, tan bella, tan grande, toda nuestra esperanza está cosida a ti, a tu manto que nos guarda en ti, con ese amor tuyo que nos llena de alegría y nos transforma a todos, con solo mirarte, tú nos infundes tú fuerza, para que seamos bellos y cuidemos unos de otros.

Estando tan cerca de ti, sólo queremos ser mejores y llenarnos del amor regalado que nos das.

Gracias, gracias, gracias por tu GRACIA, amada MADRE.

Virgen de mi corazón, del tuyo y del otro aunque a veces la oscuridad nos repliega, sólo pensar en ti y tú manto nos elevamos a la LUZ.

Gracias, gracias, gracias nunca nos cansaremos de repetirte, TÚ AMOR hoy nos recrea como niños amados por su madre.

MARIPOSAS, NUBES Y CIELO

Nubes de pensamientos llenándose de palabras y viento se mueven como globos aerostáticos.

Los ojos se abren y cierran y mariposas de colores quitan palabras y dejan huecos de silencio que se entretejen en el corazón elevándose tranquilo, como en un precioso sueño. Yo veo, tú ves y nos vemos en la nube, pues será amor… y nuestras manos se entrelazan.

Ocurrió en dos tiempos.

Yo te vi y soñé.

Tú miraste justo cuando la mariposa se posaba en mi pelo y volando, volando llegó el beso, miel de abejas encantadas.

Que encanto, que nubes y de pronto en el cielo.

Si lo cuento no lo creo pero pasando está y no sabíamos lo importante de las mariposas, del cielo y las nubes, que se mueven, chocan y nos atrapan.

DIENTES DE LEÓN

Encuentras en tu vida algunos días tanto amor flotando, como cables tendidos de ropa al viento que cierras los ojos y te sientes el más preciado de los seres del universo.

Necesitas compartirlo, contarlo hasta a las duras piedras del suelo que envidiosas quisieran fundirse en tus manos.

Y lo compartes en tus miradas a otros, en tus gestos y así sin darte cuenta dejas señales en el mundo que leídas, descifradas y claro está descubiertas cuentan que un mundo mejor es posible. Así, sí, puedes levantarte y caminar junto a todos sin prejuicios, amando a la vida.

Ella tan bella es lo único que quiere, así te besa y así suspiras y los pequeños dientes de leon vuelan hacia el cielo.

CORAZÓN

¿ que late en la montaña? ¿ que late en tú corazón? El silencio te lo está gritando.

Una fuerza descomunal, capaz de las gestas más grandes, un ánimo enaltecido para hacer algo bueno, para sofocar heridas que sanan y limpian las más oscuras oquedades.

No hay discriminación, no hay podredumbre, ni tampoco maldad, un latido unísono en el universo, amasando la tierra, es una única voz que se eleva y crece hacia el cielo, dándose sin esperar y empieza a llover amor del que te cala porque es sincero y cierto y las alimañas se esconden, retroceden hasta desaparecer, no existe lugar para ellas, cuando el amor las ha fundido. En la montaña de tu corazón enciendes la hoguera y siempre tienes luz, que no se te olvide.