Corazón

Allí donde juegan los duendes mientras duermes se te desvelan ciertas formas, itinerarios y atisbos que conectan corrientes perdidas.

Entonces te desenvuelves en diferentes escenarios, tan inevitables,al jugar Morfeo contigo, que puedes ser una hormiga perdida entre los juncos y a los dos pasos el gigante de Gulliver.

Respiras cerca de piedras preciosas que quisieras coger y levantar y de pronto la lluvia te cala la ropa y caes a un río que te lleva por diferentes parajes.

Sientes un pálpito, como cuando ves y no ves pero algo hay que vas a descubrir.

Un paso y otro paso, una azada, la tierra escupiendo y el palpitar del corazón, con su propósito adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s