Eco

Un encantamiento hay en los instantes, que el viento se para resonando un eco.
Ojos atentos que respiran, triquiñuelas arrebatadas por esponjosas nubes en el cielo.
Se rinden las piedras, cantan los pájaros y la fuerza del sol todo lo inunda.
Brotes por doquier en el corazón avanzando hacia la luz, hacia el crepitar de la hoguera que el viento aviva.
Señales que son huellas inesperadas que entrelazadas conjugan armoniosamente, elevándose para darse al fin.
Naturaleza tan vital, tan sencilla y llana que despierta a las raíces dormidas con su alma.

IMG_8508

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s