FEBRIL

Se desbordan ríos en tu interior, cuando al palpitar tu corazón descubre el nacimiento de lo invisible.
La curiosidad picotea, está atenta, febril e incandescente, en esos lugares antes yermos.
Y cae la luna a tus pies, enfocando, dirigiéndose, directa al blanco.
Y se allana el camino, al impresionar lo sencillo.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s