GIGANTE

Salpican las olas de mar, rebotando siempre en el mismo lugar.

Vienen y van deseosas de despertar al gigante, que con sus tentáculos llegará a esas islas con las que sueñas todas las noches y que por la mañana desaparecen, ya no están.

Pero en ti se queda impregnada la sal y el viento que sopla en tu oído, como una caracola de mar.

Te canta que todos los días, sale el sol, aunque llueva y granice, hay tanto amor.

Las olas aplauden tu valor, te mecen con su canción de cuna.

Brillan tus ojos, se estremece tu cuerpo y aparecen alas en tu espalda, en esta ensoñación.

Ese gigante despierto, vuela al grandioso sol.

volando al sol --gigante 16-02-16

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s