COLIBRÍ

Allí donde se pierden el mar y el cielo, es el lugar donde no hay pensamientos.

Hay un colibrí cantando, de rama en rama, baja al suelo y revolotea con sus dulces alas alrededor de ti, despertándote, horadando en tu corazón un resurgir.

En el silencio animado por un viento suave, suenan las claves, debajo de las piedras, tras la hierba seca, donde nadie se fija, aparece el verdor del campo, aparece el agua refrescando, animando.

Sed que se apaga, tras eternos desiertos, en los que siempre agudizas ingenio y sentidos, vas de hormiga a gigante, tocando el cielo.

Sí, tú, héroe travieso, aunque ahora lo diga un pensamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s