FUENTE

Fuente, chorro inaudito de vida, refresco en la sed, unicidad interior, albergue y refugio de horas en la incertidumbre, estancia divina, índice del corazón, transmutación, ingesta necesaria, prolongación del camino y allí en ella te bañas encontrado al niño, al héroe perdido que se refresca, desaparece el quemazón y en la fuente el descanso es tan real que quieres invitar a todos los que por un instante la vislumbran, a probar.

Fuente, gotas del corazón que continuamente se revierten para empezar de nuevo, te caes, bebes y te levantas, con un espíritu nuevo y fresco, como un juego de niños.

¡¡Bendita fuente!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s