AMAPOLAS

Y digo yo, y pienso ¿ cuál será la contraseña de tu corazón? Para que no te embarres en fangos, donde los cantos de sirena, no son esos pálpitos que se sienten por segundos, mirando el cielo, un día de domingo.

No es casual que yo intente contactar contigo, que quiera que a tu alrededor crezcan límpidos paisajes de amapolas que te hagan suspirar y corretear como cuando eras niño.

Crecen espigas y nuevas semillas entre nosotros y el tiempo nos busca para encontrarnos, donde los corazones respiran tranquilos y flotan en un río de flores de loto.

Tú y yo somos una, lo sé y queda poco para descubrirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s