Batalla

Estás creciendo, lo notas, a tal velocidad que hasta podías haber vuelto a tu adolescencia, pero hay una diferencia un silencio que te gusta y que nunca antes habías escuchado, que recorre tus confines que tú no sabías aún que son inabarcables.

No sabes porque, pero al otro lo miras y quieres cogerle la mano y decirle que esté tranquilo que es más fácil, andar juntos, que las estrellas del cielo nos observan para hacer algo grande.

Es una batalla épica, que trasciende la vida, un serpentín que te desborda, que crece y te inunda, que toca todas tus fibras.

Unos héroes desconocidos te llevan en volandas y te nombran rey por algo.

Así ves a tantos reyes y dioses como tú, apoyándose, hombro con hombro, que cogen al que llora y le ayudan y lo consuelan sin conocerlo.

¿Será que el otro eres tú?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s