Corazón

Tintinean nuevas y distintas campanillas en el corazón, melodías bellas que relucen por su fuerza y novedad, que consiguen despertar al dragón dormido durante décadas.
En el viento se oyen sonidos que encienden igualmente las semillas aletargadas, que encierran la inconmensurable energía de los latidos del corazón, cuya melodía es imparable.
Zumban en los oídos levantando vigas de hierro y rocas inmensas que entorpecían el camino, con solo respirar y mirar, al ver el paraíso, con el que el sol sonríe de emoción y se pega a tu espalda.

amapola---simplemente 14-05-16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s