Luz

Hay un centinela esperando que cruces el umbral de la puerta.
Esa que a veces está tan cerca y tu lo sabes, pero te das la vuelta, por si hubiera un monstruo detrás de ella.
Otras veces cruza una flecha que cae justo en el marco y los ojos la siguen, anhelantes por ver.
El centinela observa, no gesticula, solo pacientemente espera, el día que te atrevas.
El tiempo vuela, cuando la luz entra.

sol-ese sol-05-03-16

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s