No se que olas me llevan a ti, pero sé que voy, lo noto en los subes y bajas de mi corazón.
Me dejo llevar, sin expectativas, me atrae un resplandor que surge de la nada y se enclava en ti.
Suspiros, al pensar que llego ya y tu sonrisa inunda la oscuridad, la atraviesa y la retuerce, haciendo brillar las piedras.
Una verdad clara, que me hace sentir de una vez todas las incertidumbres, como una certeza.
Así abrazo a la vida tan grande y bella, por ponerte tan cerca.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s