CAMPOS

Riegan los campos, bellos arroyos que pasan de soslayo.
Crece la vida, en las hormigas, en las piedras, en el devenir de los intensos pasos.
En las raíces de ese suelo fresco, se esconde el secreto.
Como tal se desvela, cuando los ojos miran al cielo y ven lo eterno.
Y sigue haciéndolo cuando los nenúfares flotan libres y tus sueños se bañan con ellos.
Todo encaja, cuando la calma y la paz soplan en tu cara y ves la diadema de estrellas que recorre tus campos, naciendo de nuevo.

raices 30 de abril 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s