Lluvia

En un campo infinito de trigo se siembran amores que crecerán con el agua del sudor, que puede al miedo.
Tan bellos que podrán con la maleza y con los pájaros de mal agüero, naciendo amapolas para recordar su generoso aliento.
El cielo al verlo lloverá eterno inundando los huecos que aún puedan estar secos, llenando de vida la tierra.
Si crees, si vuelas y hueles a lluvia ya lo estás viendo, ya sucede…despiertan los ojos cerrados, late la sangre de las muñecas y crecen ríos entre los pensamientos.
Amapolas rojas en el corazón húmedo de sueños, en el infinito campo de trigo que todos los días quiere ser protagonista, para ser y querer.

amapola---simplemente 14-05-16

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s