VIDA

El deshielo en tu cabeza flota por el lago de la incertidumbre, reacia a caer de un lado o de otro, hasta que llegue el momento del discernimiento.

El corazón cabalga desbocado, enardecido, con su latir, llevando vida allí donde el desierto monta dunas y detrás hay oasis para el anhelado descanso.

La carrera del corazón, le hace pensar a la cabeza que hay otros espacios, que no han sido aún colonizados.

Esperan ser descubiertos, rescatados, primero por la imaginación y luego por tus manos que se alzan al cielo, tocando lo eterno.

Guardas las flores del desierto que flotan en el lago, pero ya no hay dudas solo aciertos.

OASIS 13-04-16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s