Un desierto

Canto y sueño en plan perezoso en mi desierto, conozco sus granos de arena, cuando me hundo y quiero volar al cielo.
Un impulso me eleva, si el calor azota mi cabeza, quiero agua del manantial de tú boca.
Al fondo veo ciervos, bebiendo de un pozo, no avanzo me retienen alacranes en este desierto tan mío.
Suspiro y mi ensoñación, me lleva de la mano contigo, es el veneno de los alacranes, que con fiebre me hace soñar que jugamos abrazados.
Si no eres real, muere en este sueño y no vengas conmigo, no quiero despertar con tu veneno en mí ombligo.
Húndete en las arenas y déjame volar libre.
Pero si por un mínimo grano de arena, tú amor fuera el oasis que en algún punto se eleva, quédate y volamos juntos, hacia la realidad sea cual sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s